Con diálogos buscan enterrar el lío ambiental de la escombrera de la 50

Fecha de publicación:

Compartir en redes sociales:

Por: Elkin Ríos

Luego de casi tres décadas de contaminación ambiental en el barrio Mariano Ramos, se contempla por fin una solución a la problemática de lo que coloquialmente se conoce como la escombrera de la 50, localizada sobre la autopista Simón Bolívar con carrera 50, desde abril de 1998.

De ahí que el ingeniero ambiental Cristian Hernández Fandiño, líder del equipo de residuos de construcción y demolición de la Unidad de Servicios Públicos, compartiera la propuesta que se ha planteado desde la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos, Uaesp, y la Alcaldía de Cali.

“Estamos buscando implementar una nueva alternativa en un nuevo sitio, pero ya no va a funcionar como una estación de transferencia, va a funcionar como un punto limpio y una planta de aprovechamiento de este tipo de residuos”, indicó Hernández Fandiño.

Lea también: Mitos y creencias sobre el ‘guayabo’, conozca cómo evitarlo

Cierre incumplido

Cabe aclarar que desde el año 2010 fue decidido el cierre de la estación de transferencia de la carrera 50. Sin embargo, en las anteriores administraciones se había contemplado posibles soluciones sin resultado alguno, hasta el día de hoy. 

“En la ciudad hay un estigma muy marcado frente al manejo de los residuos de construcción y de demolición, en parte por la experiencia de la escombrera de la 50, la gente dice que es un basurero y tiene esa visión del tema”, mencionó Hernández.

Según confirmó el ingeniero Hernández, se han realizado varios estudios desde la Uaesp, con apoyos de la Universidad del Valle; la Asociación Colombiana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental, Acodal; el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, y la Universidad Javeriana.

Con los estudios se evidenció que esos residuos de construcción y demolición se pueden transformar y convertirse en eco materiales.

Para el actual Gobierno y la Uaesp, la propuesta es poder implementar un sitio que cumpla con las condiciones técnicas, donde se aprovechen esos residuos, para así poder continuar con el cierre de la estación de transferencia, puesto que para ese sector hay un proyecto de ciudad que es la continuidad del parque.

Esta planta de aprovechamiento estaría ubicada en el barrio El Vallado. Y según la Uaesp, el predio destinado para ello cuenta con las condiciones para ese plan de desarrollo.

Oposición y descontento

Pese a las condiciones descritas, la comunidad se ha opuesto debido al imaginario que se tiene con este tipo de proyectos y la experiencia con la escombrera de la 50.

Definido con el nombre de El Corbatín, el predio está cerca de la carrera 41B con calle 57 del barrio El Vallado, en la comuna 15. Tiene una extensión de 40.000 metros cuadrados, es 10 veces más grande que la escombrera de la 50.

De acuerdo con la Unidad de Servicios, esa sería una solución ideal a la problemática ambiental generada por los residuos de construcción y demolición que hay en Cali.

Hasta marzo pasado iban cinco meses de trabajo, sostuvo el ingeniero Hernández.

Inicio de los diálogos

“Este año el señor alcalde hizo presencia en el sector y habló con la comunidad, que expresó su inconformidad, ya que fue un proyecto que no se socializó desde el inicio. Sin embargo, cuenta con los permisos ambientales, con el diseño técnico, que es lo que queremos que la comunidad revise”, argumentó Hernández.

Hasta ahora, según la Uaesp y la Alcaldía, se han logrado acuerdos con la comunidad. La idea es que los habitantes del sector puedan proponer proyectos que se integren en este punto.

En efecto, en la comuna 15, pese a su desacuerdo con el proyecto de la estación de transformación de residuos de construcción y demolición, algunos habitantes han logrado presentar proyectos que están alineados con el tema de los residuos orgánicos.

En la actualidad, se está evaluando la viabilidad de esas propuestas. Y según la Unidad de Servicios Públicos, la idea es que esto se convierta en un proyecto que aporte a la economía circular.

Condiciones diferentes

Hasta ahora se sabe que la propuesta de la estación de transformación no va a tener la misma operación de la conocida Escombrera de la 50, dado que cuenta con todas las condiciones técnicas, con el área, la maquinaria adecuada y el control a los posibles impactos ambientales que se generen en el sector.

Esta propuesta está enfocada en la trasformación de los residuos de construcción y no en la acumulación de residuos, como ocurre en la estación de transferencia de la carrera 50. 

Sin embargo, esa es solamente una de las opciones, porque se están buscando otras alternativas, en vista de que la ciudad necesita varios puntos donde se pueden transformar estos residuos y puedan ser ecoproductos para la industria de la construcción.

Irrepetible, historia de la 50

“El nuevo punto que se propone mínimo debe tener un área de 4 hectáreas, a la estación de transferencia llegan chaneros con residuos de construcción y demolición muy limpios, que pueden ser directamente transformados y no necesitan de un proceso de separación”, precisó Cristian Hernández.

Además -Hernández insistió- “el nuevo punto que se implemente va a tener un proceso de transformación, no de acumulación, cuenta con toda la maquinaria, tendrá un cierre perimetral con muros en ladrillo rebitado y contará con toda la seguridad y administración. La idea es poder revisar todos los residuos que lleguen”.

Para el ingeniero de la Uaesp, otra idea es “poder cambiarle la mentalidad a la gente, que evidencie que estos residuos de construcción sí se pueden transformar y no los vean como un problema, sino como la oportunidad de que esto se vuelva una industria”.

Descartan efectos nocivos

Dado que la vivienda más cercana a este nuevo punto que se propone se encuentra a 250 m., se descarta cualquier eventual afectación para la comunidad residente de El Vallado.

Así lo ha afirmado especialistas involucrados en el desarrollo de este tipo de proyectos, como Andrés Prieto Ramírez, geólogo del Departamento Administrativo de Planeación Municipal.

“El uso del suelo permite que se pueda llevar a cabo en este punto, además, cuenta con los servicios ambientales que la autoridad ambiental expide. Se busca es que donde se implemente, sea en la comuna 15 u otro sitio, cumpla con las normas que aplican, en este caso el plan de tratamiento territorial”, dijo Prieto.  

En la actualidad, desde la alcaldía de Santiago de Cali y la Unidad de Servicios Públicos, esta es la única propuesta planteada para solucionar la problemática ambiental de la escombrera de la 50.

Como se recordará, la estación de transferencia de la 50 ha sido epicentro de contaminación ambiental, puesto que no solo ha funcionado la escombrera. También se ha convertido en escenario de arrojo de basura de todo tipo. Los vecinos están cansados de quienes arrojan la basura sin ningún escrúpulo.

Lea también: Vecinos de El Diamante hallaron paz al bajarle el volumen al ruido

Beneplácito ante solución

Para que el caos en torno a la 50 persista es fácil, puesto que en la actualidad la estación de transferencia no está cerrada, ni cuenta con seguridad apropiada. De ahí la protesta e incomodidad de los vecinos.

“Vivo aquí de toda la vida, alrededor de 40 años y realmente, si hay una solución me siento muy feliz, porque esto no es solo la escombrera, también este sitio se presta para la inseguridad, uno a cada rato veía gente que paraba y botaba la basura ahí y nadie dice nada”, narró Nury Moreno, residente en el barrio Mariano Ramos.  

Es tal la acumulación en la estación de transferencia que los residuos de escombros se desbordan sobre el andén y hasta sobre la vía, evitando el paso a transeúntes y facilitando la llegada de más basuras.

De ahí que desde la Junta de Acción Comunal del barrio Mariano Ramos, el presidente Orlando Restrepo expresó su optimismo sobre la atención recibida por la actual Administración Municipal.

“Es positivo que en esta nueva alcaldía hayamos sido escuchados, esta problemática por años había sido presentada a los anteriores gobiernos y nadie se apropiaba del tema, ojalá se pueda llegar a un buen acuerdo y que la comunidad no termine nuevamente afectada”, indicó Restrepo.

Tomada del periódico El País, publicada el 24 de enero de 2024.

Resultados positivos

En marzo pasado, la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos aseguró el inicio de la evacuación de cerca de 13 000 toneladas de residuos de construcción y de demolición. Hasta esa fecha se habían retirado unas 7000 toneladas. Y se esperaba retirar otras 7 000 toneladas en los días siguientes.

Según el director de la Uaesp, “este año empezó la ejecución del contrato de operación y evacuación, con el que garantizaremos el retiro constante de esos residuos”. Sin embargo, el proceso está interrumpido debido a la reticencia de los vecinos de El Vallado, con los que se está en diálogos que destraben el

Al día de hoy, visualmente se ve menos residuos de construcción y de demolición, quienes han sido protagonistas de este proceso son los ‘chaneros’ que transportan estos residuos desde la escombrera de la 50 hasta el sector de El Corbatín.

Para Óscar Martínez, conductor de ‘chana’ -nombre genérico de la marca de las camionetas con las que fueron cambiadas las carretillas de caballos que hacían este trabajo, “la tarea diaria es poder transportar alrededor de 350 toneladas de residuos”.

Asimismo, en este proceso se encuentran trabajando las empresas prestadoras de servicio de aseo de este sector, quienes son las encargadas de realizar jornadas de limpieza diaria en el área perimetral de la estación de transferencia de la carrera 50.

Según Camilo Murcia, director de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos Municipales de Cali, “este plan incluye acciones diarias de mejora del entorno, como actividades de barridos en las cunetas y el despeje del área pública, a cargo de las empresas Serviambientales y Promovalle”.

Ejemplo de éxito

Autoridades en conjunto buscan la fórmula óptima para solucionar de una vez por todas con la problemática de la 50. Por ello han dado vistazos a otros modelos ya implementados. Como el de Bogotá D.C.

Esa capital cuenta en la actualidad con una guía para la elaboración del plan de gestión de residuos de construcción y demolición en obra, donde se encuentran especificados ciertos procesos de aprovechamiento para este tipo de residuos.

Como alternativa está la demolición selectiva. “Es una separación cuidadosa, que busca obtener los materiales con potencial reciclable o de reutilización al momento de demolición, permitiendo aprovechar residuos y disminuir el volumen de residuos generados”, según lo previó la Alcaldía Mayor de Bogotá D.C., en 2014.

Otra opción es la reutilización que, como su nombre lo indica, consiste en volver a utilizar los materiales o residuos producidos en obra.

Finalmente, se tiene la opción de reciclar, en este caso se debe llevar a cabo los diferentes procesos para recolectar y transformar los residuos de construcción en nuevos materiales que puedan ser utilizados como nuevas materias primas.

Descontento y oposición

Pese a la alternativa, los habitantes del sector de la comuna 15 continúan en oposición a que esta propuesta se lleve a cabo en esta zona. Y cuestionan: ¿Por qué el oriente siempre es utilizado para este tipo de proyectos? Indican que históricamente están destinados a la mugre y el desorden social.

“Rechazamos rotundamente a que la escombrera de la 50 sea reubicada en esta zona, además, es un proyecto que estaban realizando de forma callada, la Alcaldía no lo había socializado con la comunidad, nos querían meter gato por liebre”, afirmó Graciela Ramírez, habitante del sector.

Desde la Junta de Acción Comunal, JAC, del barrio El Vallado, su presidente José Luis Burgos expuso que desde hace unos cuatro meses arrancó el proyecto en la cancha múltiple de la zona.

“Aproximadamente una semana después de iniciado comenzaron a introducir maquinaria, lo cual despertó curiosidad en los habitantes del sector”, afirmó Luis Burgos. 

Además, señaló Burgos que se acercó a uno de los trabajadores a preguntar acerca de lo que se llevaba a cabo ahí: “Me dijeron que era un cerramiento de cuatro hectáreas, pero a mediados de diciembre, una persona me llamó y me dijo que prendiera las alarmas porque nos iban a meter la escombrera”.

Desde la Junta de Acción Comunal se rechazó esta reubicación de la escombrera, dado que -según Burgos- esto podría aumentar los problemas de inseguridad y estigmatización en la comunidad.

Diálogos se mantienen

Sin embargo, de acuerdo con la reunión que se tuvo con el alcalde Alejandro Eder, la comunidad y la Alcaldía están tratando de llegar a un acuerdo para que este proyecto se pueda llevar a cabo sin afectar a la comunidad.

Cabe aclarar que desde la Alcaldía y la Unidad de Servicios Públicos esta es solo una propuesta que busca mitigar la problemática ambiental de la escombrera de la 50.

Se espera que se pueda llegar a un acuerdo de las partes en conflicto y que la Unidad de Servicios Públicos garantice que este proyecto cuenta con todas las condiciones técnicas, según lo planteado, y que la comunidad se dé la tarea de poder conocer a profundidad el proyecto.

Sin embargo, desde la Alcaldía de Santiago de Cali fue confirmado que el proyecto se encuentra suspendido, puesto que hasta el momento no se ha logrado llegar a ningún acuerdo con la comunidad.

Camilo Murcia concluyó: “Seguirá suspendido por las conversaciones que buscan atender las preocupaciones de la comunidad. Si bien esta estación de transferencia contará con toda la normatividad en materia de planeación, salubridad y seguridad, es fundamental lograr que la comunidad lo entienda”.

Se espera que el diálogo y la concertación lleguen a buen término, porque la prioridad es que se ponga fin a la escombrera de la 50, pero que ‘el remedio sea mejor que la enfermedad’, como debe ser.

spot_img

TAMBIÉN PUEDES LEER

Juan José Giraldo, renacido para el hapkido

Después de 9 años de haberse retirado del hapkido, Juan José Giraldo Ordóñez decidió a sus 23 años retomar su entrenamiento en este arte marcial coreano de defensa personal. Desde el año pasado, justo el miércoles 18 de octubre, Giraldo lo reanudó con cinturón azul, con el que se retiró en 2014.

Informe ONU refleja el aumento en la producción y demanda de cocaína en el mundo

El Informe Mundial sobre las Drogas de la ONU, reveló un incremento en la producción y demanda de cocaína, así como la proliferación de opioides sintéticos, lo cual ha ocasionado trastornos de consumo, violencia y daños ambientales a nivel global.

Niveles altos de colesterol: Especialistas publican guía de prevención

El colesterol es una sustancia esencial para el funcionamiento del cuerpo humano, pero en exceso puede convertirse en un riesgo potencial para la salud cardiovascular. Al respecto, especialistas publicaron una guía de prevención.

Cómo activar el identificador de llamadas Spam en Android: Siga estas instrucciones

Proteger la privacidad telefónica se ha convertido en una tarea fundamental ante el incremento de llamadas no deseadas y potenciales fraudes. Al respecto, compañías como Google han incorporado herramientas para minimizar los riesgos.