Barrio La Paz clama por pavimento de sus vías para tener algo de paz

Fecha de publicación:

Compartir en redes sociales:

Por: Helen Yeraldín Samboní García

“Vivo aquí hace 45 años y todo este tiempo esto ha estado malo, todas estas vías”.

Escueta, pero tajante, así dejó claro Betty Valencia Serna la preocupante situación por la que atraviesan los habitantes del barrio La Paz en el oriente de la ciudad, uno de los 15 que conforman la comuna 13 de Cali, que a su vez hace parte del llamado Distrito de Aguablanca.

Es casi medio siglo de enfrentar un problema que afecta la calidad de vida de sus habitantes: las vías sin pavimento, con huecos y aceras en mal estado, donde las hay.

Esta problemática incide en forma directa en los conductores que transitan por el barrio en sus vehículos. Juan Giraldo, un joven que frecuenta la zona declaró: “El estado de las vías es deplorable, hay unas que están llenas de huecos y grietas, incluso las hay sin pavimento, esto hace complicada la conducción y maltrata los vehículos al transitar por ellas”.

Al igual que para los residentes, el calvario es similar para quienes quieren visitar a sus amigos y familiares en esta zona. Valencia aseguró que “a veces la gente no quiere venir porque las vías dañan los carros y las motos, entonces no hay facilidad para entrar al barrio”.

También puedes leer: Villa del Prado crece como enclave económico caleño y emprendedor

Huecos que parecen cráteres y montañas de barro dificultan el acceso y la salida de vehículos del barrio. El estado de estas vías no solo pone en riesgo la integridad de los vehículos, sino que también impacta en la seguridad de los conductores. Y como si fuera poco, el mal estado de los andenes obstaculiza el desplazamiento de los peatones.

Ejemplo del viacrucis por el que atraviesan los habitantes de La Paz es la calle 72 U, una de las vías principales que está en forma parcial sin pavimento y donde lo tiene está casi por completo deteriorado.

Dado que por la 72 U es la vía por la que tienen que transitar las ambulancias para llegar al Hospital Carlos Holmes Trujillo, su franco deterioro es el mayor enemigo para los usuarios que requieren los servicios de salud de ese centro asistencial.

Habitantes del barrio manifiestan sentirse incómodos con el estado de las calles, pues estas también generan dificultades para el aseo de sus hogares.

“No dura nada limpio. ¡El polvo mantiene levantado! Penetra a las casas con el viento, todo se ve sucio, uno limpia y a la media hora ya todo está lleno de polvo otra vez”, manifestó Ángela Navarrete, residente del barrio.

El comercio local también se encuentra perjudicado por este problema, pues el polvo es otro elemento que acosa en forma persistente a los negocios de la zona, cuyos dueños tienen que dedicar trabajo extra y permanente en limpieza.

Para Yelena Mercado, una de las comerciantes del barrio, “la mayor problemática es que los productos siempre se llenan de mucho de polvo, los clientes pueden pensar que es desaseo de nosotros”.

Por la situación descrita, las personas evitan pasar por las vías deterioradas, por lo que la señora Mercado aseguró que una mejora en las calles del barrio beneficiaria a este y a otros negocios del sector.

“Le daría más visibilidad en cuanto al transporte porque podría pasar más gente por este lado. Ha venido gente últimamente que dicen nunca haber visto el local a pesar de que pasan cerca”, precisó Mercado.

Asimismo, la experiencia gastronómica y los negocios que ofrecen estos servicios resultan perjudicados. 

 “Uno se encuentra entre la espada y la pared, las personas se quejan porque mantenemos echando agua para apaciguar el polvo porque trabajamos con comida”, afirmó Ana Albizu, quien atiende en una panadería ubicada en el barrio, donde quienes trabajan en el lugar se turnan para contrarrestar el lío con esta alternativa.

Pero estos no son los únicos casos en los que el estado de las vías representa un inconveniente para los comerciantes de la zona. También se ven afectados quienes intentan iniciar un emprendimiento.

Gloria González es una de esos emprendedores. Hace un mes instaló un negocio de fritanga en La Paz. “Ahora que estoy vendiendo la fritanga eso es maluco, uno tiene que estar con mucho cuidado porque el viento levanta el polvo y le puede caer a la comida”.

También puedes leer: Así puede diferenciar los síntomas entre dengue y gripa

Empero, hay sectores de la población que también resultan maltratadas, pero poca o ninguna opción poseen para enfrentarlo. Para los niños, actividades recreativas como manejar bicicleta, jugar fuera de sus casas o correr simbolizan un desafío por el riesgo que conlleva una caída sobre una vía llena de piedras, huecos y tierra.

Valentina Giraldo, una niña de 12 años que reside en La Paz afirmó: “El mal estado de las vías nos afecta porque hay mucho riesgo de caerse. Tuve una caída, y como la carretera no está pavimentada, me enterré una piedra en la rodilla. Es importante que nos arreglen las vías para que haya limpieza en las casas y menos riesgos de alguna infección”.

La comunidad está inconforme y dolida con todos estos desafíos a los que se enfrentan debido al prolongado mal estado de las vías, Jesús Alirio Restrepo Acevedo manifestó: “Nos tienen abandonados aquí hace 45 años, pagamos nuestros impuestos al Estado y nunca han venido a pavimentarnos la cuadra, eso es solo un tierrero”.

Frente a la situación descrita, la Junta de Acción Comunal del barrio ha solicitado en reiteradas ocasiones a las autoridades locales tomar medidas para solucionar este problema. Sin embargo, se han quedado sin respuesta hasta ahora y la falta de mantenimiento adecuado ha generado un deterioro progresivo en la infraestructura vial.

“El estado actual de las vías es deplorable, fueron hechas hace mucho tiempo y no han tenido mantenimiento, están bastante deterioradas. Llevamos tres periodos en los que se ha solicitado la pavimentación de las vías, y hasta hoy no ha habido respuesta”, manifestó Alexis Tenorio, presidente de la JAC.

Ante la falta de respuestas de las autoridades, la JAC contempla por su cuenta “generar recursos para empezar a pavimentar las vías que están deterioradas”. Sin embargo, este proyecto de la JAC aún requiere planeación.

La Alcaldía de Cali dio a conocer este año un informe preliminar sobre el estado de la infraestructura vial en el que se da cuenta de que más de 1614 Km de los 2935 km de malla vial de la ciudad se encuentra en mal estado. Por ello, la Administración se comprometió a trabajar en “un plan de intervención que impacte las necesidades que hay en la ciudad”. 

“Son más de 1600 km de vías en mal estado en las 22 comunas. Adicional, hay 2373 derechos de petición de ciudadanos sin respuesta. Brindaremos atención de manera prioritaria y comenzamos un arduo trabajo para recuperar la calidad de las vías con grupos operativos”, rezaba el informe.

Este año, justo cuando iniciaba la actual administración, el Concejo dio una mirada general al proyecto en construcción Plan de Desarrollo de Cali 2024 – 2027. Por ello la comunidad está a la expectativa de que en el desarrollo de este proyecto queden incluidas las obras que requieren las vías del barrio La Paz. 

Por ahora, la Secretaría de Infraestructura sigue en un plan de bacheo con el que se pretende recuperar una parte de las vías de Cali, porque urge que la ciudad esté a tono con el compromiso adquirido para el magno encuentro de la COP16 que se celebrará en octubre y que congregará a 196 países en torno a la biodiversidad.

“¡Le respondemos a los caleños y recuperamos nuestros barrios!”, reza un aparte de la campaña promovida y divulgada en la red social X por esa Secretaría sobre los trabajos que se efectúan en ese sector del oriente caleño.

Está demostrado por los habitantes de La Paz lo necesaria que es la intervención de las autoridades locales para resolver la problemática de las vías del barrio, para que de esta manera se garantice la seguridad y el bienestar de sus residentes, y que así se mejore su imagen, contribuya al desarrollo de la zona y con ello haga honor a su nombre.

spot_img

TAMBIÉN PUEDES LEER

Juan José Giraldo, renacido para el hapkido

Después de 9 años de haberse retirado del hapkido, Juan José Giraldo Ordóñez decidió a sus 23 años retomar su entrenamiento en este arte marcial coreano de defensa personal. Desde el año pasado, justo el miércoles 18 de octubre, Giraldo lo reanudó con cinturón azul, con el que se retiró en 2014.

Informe ONU refleja el aumento en la producción y demanda de cocaína en el mundo

El Informe Mundial sobre las Drogas de la ONU, reveló un incremento en la producción y demanda de cocaína, así como la proliferación de opioides sintéticos, lo cual ha ocasionado trastornos de consumo, violencia y daños ambientales a nivel global.

Niveles altos de colesterol: Especialistas publican guía de prevención

El colesterol es una sustancia esencial para el funcionamiento del cuerpo humano, pero en exceso puede convertirse en un riesgo potencial para la salud cardiovascular. Al respecto, especialistas publicaron una guía de prevención.

Cómo activar el identificador de llamadas Spam en Android: Siga estas instrucciones

Proteger la privacidad telefónica se ha convertido en una tarea fundamental ante el incremento de llamadas no deseadas y potenciales fraudes. Al respecto, compañías como Google han incorporado herramientas para minimizar los riesgos.